Opinión

Como medir la inflación en Venezuela? Por : Miguel González Chejade

Como medir la inflación en Venezuela?
Por : Miguel González Chejad

El Bolívar se devaluó esta semana en más, menos un cincuenta por ciento ( 50%), provocado por : (1) La falta de divisas vía BCV, (2) El rezago de pagos en Bolivares los últimos días del 2020 y los primeros del 2021, soportados con emisión de dinero electrónico inorgánico, incambiables en divisas hasta la apertura del sistema financiero, (3) Dejar desplazar para defender el poder adquisitivo de la divisa, al costo de un dólar (1 $) por paquete de harina pan (ejemplo) donde recién alcanzó el precio de un dólar cincuenta (1,50 $), (4) Obtener soberanos para financiar el presupuesto público nacional.
Independiente de los motivos, el Venezolano está perplejo y angustiado dado el impacto hiperinflacionario en Soberanos. Sinceremos la realidad de un sector importante de la población ¿hoy quién percibe un salario en Soberanos? La doméstica, carpintero, albañil, enfermera, mecánico, médico…. La respuesta es exclusiva para la administración pública, el anterior segmento de la población desea y auspicia el control de la inflación en dólares, pudiéndose justificar cualquier acción que preserve su poder de intercambio.
¿Y qué suerte tienen los empleados públicos? Definitivamente ha iniciado un proceso novicio que permite la preservación de servicios, tales como familiares pagando a una enfermera para el cuido domiciliario del paciente, así como acuerdos entre padres y representantes para remunerar al personal docente, de limpieza y administrativo que permita la educación de sus hijos. Al margen de esto hay la iniciativa de algunos prestadores de servicios públicos que fijan tarifas para brindarnos cualquier asistencia. Nada dentro del marco de la formalidad y la ley, pero permitido para mantener el funcionamiento público. ¿Y por qué el ejecutivo no toma acciones pecuniarias? Sencillamente por déficit en su flujo de caja. Por lo cual este sector que obtiene divisas por prestar servicios públicos, también deben celebrar que mantenga su valor aún a expensas de la extinción del Bolívar Soberano. Visto así es imperativo mantener el valor de intercambio del dólar y para ellos la inflación debe ser medida en divisas.
Acá lo lamentable es la franja de personas jubilados, pensionados y otras, que estan imposibilitados de trabajar por razones cronológicas o de salud y no perciben ingresos en dólares. Sin ambigüedades estos sectores deben ser atendidos o seguirán muriendo de inanición.
Es necesario entonces detener la inflación en dólares: dejando desplazar o no el soberano, controlando la emisión inorgánica, dando condiciones atractivas para los capitales, promoviendo la oferta de productos, cuya insuficiencia es causante de estos males. Para esto es necesario activar el crédito en divisas y crear super autopistas para la importación, amén de otras políticas de mercado, donde se supriman aranceles y simplifiquen procesos.
Definitivamente los Gobiernos deben atender a estos sectores vulnerables con suministro de alimentos y medicinas (ayuda humanitaria), al tiempo de aprovechar esta privatización accidentada de servicios públicos para formalizar alianzas y descargar la burocracia representada por aquellos que saldrán por ser innecesarios, dejando acéfalos sus puestos de trabajo con razón.
Pueden existir avances y retrocesos, con el estado actual de las cosas, lo que sí constituye una panacea para que lleguen capitales es la estabilidad política. Maduro fuerte o fuera, habida cuenta de nuestra opulencia y la trajinada necesidad de seguridad jurídica.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *