Uncategorized

Plan B. por Alfredo Medina Bravo

PLAN B. por Alfredo Medina Bravo. Directivo del CLEVGuárico.

PLAN B: AN ACTION OR SET OF ACTIONS FOR DOING OR ARCHIEVING SOMETHING THAT CAN BE USED IF THE PREFERRED METHOD FAILS. (PLAN B: una acción o conjunto de acciones para hacer o lograr algo que se puede usar si el método preferido falla). Según el Dictionary Cambrige en línea.

La situación sobrevenida por el estado de alarma debido a la pandemia Covid-19 permitió que la realidad nos alcanzara. El avance de las Tic y su uso en educación nos agarró sin pañuelo para la gripe, coloquialmente hablando. La realidad obligó el parto de un Plan B, el cual ha sido como un “cómo vaya viniendo vamos viendo”, ha sido un improvisar tras otro sobre todo en educación. Se han tomado los términos de educación online o en línea, educación virtual y educación a distancia como sinónimos lo cual es un error para que el plan B funcione. En primer lugar, la formación docente en esta “educación remota de emergencia” como la definen en el Observatorio de Innovación Educativa del Instituto Tecnológico de Monterrey, México ha sido deficiente o no existe. Lamentablemente el plan B no ha sido activado, no hay una planificación coherente como política de estado en materia educativa, solo algunas instituciones de educación superior a “motus propio” han organizado actividades destinadas a la actualización de su personal de planta tendientes a subsanar el inconveniente. Pero en educación media general (bachillerato) y educación primaria la gravedad del caso es increíble, ni siquiera una “metra o picha de parapara en cemento” rebota tanto, cada quien hace lo que se le ocurre y como se le ocurre, que grave error. Se está estafando de la manera más vil a las generaciones que potencialmente “sacaran el país adelante”. Por ello, en lugar de continuar alertando y criticando este “deshacer” educativo me permitiré unas consideraciones sobre los diferentes métodos aplicados a las clases, como la educación en línea, la virtual y a distancia, así como comentar sobre la educación remota de emergencia. Pero, ¿existen diferencias entre ellos? Revisando en las RRSS y en páginas web, descubrí que la educación virtual y la educación en línea son dos tipos de enseñanzas diferentes. Considero beneficioso informarnos acerca de sus diferencias y descubrir qué tipo de educación estamos llevando a cabo o recibiendo actualmente, ¿qué tipo de educación reciben nuestros hijos o familiares? y descubrir sus ventajas y desventajas para rescatar de cada una lo mejor. La Educación en línea es aquella donde los docentes y estudiantes participan e interactúan en un entorno digital, a través de recursos tecnológicos haciendo uso de las facilidades que proporciona el internet y las redes de computadoras de manera sincrónica, es decir, que estos deben de coincidir con sus horarios para la sesión. Este método suele tener como área de oportunidad la dimensión social, ya que puede que el docente tenga que hacer un esfuerzo extra para lograr una unión grupal, pues se tendrá que llegar a un clima de libertad y confianza entre el estudiantado para lograr sus metas pedagógicas. Para la educación en línea, las clases se imparten mediante sesiones de Zoom, Duo, Jitsi y otra aplicación relacionada, también las actividades se suben a plataformas como Canvas o Blackboard o Drive para revisión de los aprendizajes. El rol del docente en educación en línea, denominado también “tutor”, es el de acompañar y asistir al alumno en el proceso de aprendizaje. Las ventajas de esta “modalidad” está en: el acceso a la información es amplio, reduce las barreras geográficas, ya que cualquier persona puede unirse a los cursos, además favorece la autogestión y promueve el desarrollo de la autonomía personal, para que el alumno pueda gestionarse. La educación en línea se distingue por hacer un acompañamiento personalizado al alumno, aún con trabajos grupales. Se reducen los gastos de uso de espacios físicos, además de traslados y promueve más el debate y el diálogo, además de una comunidad vinculada a los conocimientos académicos. En Educación virtual, se requiere de recursos tecnológicos obligatorios, como una computadora o tableta, conexión a internet y el uso de una plataforma multimedia, a diferencia de la educación en línea, funciona de manera asincrónica, es decir, que los docentes no tienen que coincidir en horarios con los alumnos para las sesiones. Los materiales del curso o documentos se subirán a la plataforma elegida para que los alumnos puedan revisarlos, y normalmente se discuten dudas en foros públicos para todo el grupo. Esta modalidad es parecida a la educación a distancia, pero estrictamente con recursos tecnológicos. En ella, el docente comparte materiales de consulta y trabajo mediante plataformas, donde los estudiantes podrán subir sus actividades para revisión y posteriormente recibir “retroalimentación” para ver sus áreas de oportunidad con el consabido proceso de reingeniería en su aprendizaje. Gracias a que ésta se puede manejar de manera asincrónica, los alumnos tienen más espacio personal para tener horarios flexibles y manejar su tiempo personal y profesional como prefieran. Se maneja de manera sesión-retroalimentación, por lo que esto ayuda a que los temas avancen con rapidez, se eviten distracciones y los alumnos vayan al mismo ritmo. En el caso de la Educación a Distancia, se puede tener un porcentaje de participación presencial y otro virtual, sin embargo, puede variar dependiendo de la institución en donde se imparta. Los alumnos tienen control sobre el tiempo, el espacio y el ritmo de su aprendizaje, porque no se requiere una conexión a internet o recursos computacionales, como en otros métodos. Los materiales que se utilizan son normalmente físicos, como cuadernos, plumas, colores, o memorias USB, CD, entre otros. Cuando se entregan los recursos de aprendizaje como actividades, USB, o CD, los docentes tienen la responsabilidad de calificarlos y acreditarlos, al igual que dar retroalimentación. Esta puede ser de manera telefónica, por correo electrónico o mensaje de texto. De igual manera, se puede grabar la sesión de clase para televisión o radio, según sea el caso y las posibilidades. Elementos de la cotidianidad como la televisión, radio, correo electrónico, cuadernos, libros, libretas, lápices, entre otros, son herramientas fundamentales para esta modalidad. Los tiempos son del estudiantado, ya que ellos mismos gestionan su tiempo, su organización escolar y personal. Los programas educativos a distancia tienen más alcance, llegan a personas de todos los niveles socioeconómicos gracias a la sencillez de los recursos tecnológicos que se requieren para las clases. Ahora bien, la modalidad propuesta por el citado Observatorio de Innovación Educativa, Educación Remota a Distancia concepto nacido a causa de la crisis mundial en marzo del año pasado por el COVID-19 donde, la educación se vio ante una situación de extrema dificultad pues ha debido adaptar sus métodos en un plazo de tiempo muy corto para poder seguir impartiendo clases a todos los estudiantes, tiene como objetivo principal trasladar los cursos que se habían estado impartiendo presencialmente, a un aula remota, virtual, a distancia o en línea. Con esta modalidad el docente puede variar dependiendo del método que se utilice. Sus herramientas de trabajo dependerán de la modalidad empleada., es decir lo ecléctico será su norma. Las ventajas que presenta se basan en “jerarquizar” la situación de emergencia en función del bienestar de los estudiantes. Esta modalidad agrupa todas las acciones provenientes del gobierno, de empresas, de organizaciones no gubernamentales y personas, para encontrar soluciones y mantenerse actualizada constantemente, por lo que puede cambiar repentinamente si la situación de emergencia cambia. Estamos en una etapa de reconstrucción, donde cualquier tipo de aprendizaje es bienvenido, es por eso que temas como éste son relevantes para todas las personas, en beneficio el futuro de las generaciones actuales. La educación a distancia se ha vuelto muy relevante y las nuevas tecnologías se han convertido en nuestra mano derecha en el proceso. Este nuevo capítulo para la educación quedará recordado para futuras generaciones, de allí la importancia de ser doblemente conscientes de las decisiones que se toman y de cómo abordar los retos que se presenten en un futuro.

 

5 COMENTARIOS

  1. Excelente, material didáctico, para crear conciencia en el Nuevo modelo de educación que queremos y podemos lograr.
    Adela Profesor Alfredo Medina.

  2. I’m amazed, I have to admit. Seldom do I encounter a blog
    that’s both equally educative and interesting, and let me tell
    you, you’ve hit the nail on the head. The problem is something not enough people are speaking intelligently about.
    I’m very happy I stumbled across this during my hunt for
    something concerning this.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *