Sobre esos zapatos de van Gogh escribió haidegger del carácter alegórico de la poesía, del arte. En nuestro idioma la frase popular para señalar la empatía es ponerse en los zapatos del otro. Eso hacia van Gogh: ponerse en el lugar del campesino, y la campesina, del pueblo trabajador y de su humildad. Poner los pies en la tierra es tambien otra frase oral, anónima, popular, que se refiere al aquí y ahora, y en conección con el suelo, nuestro sostén. En esos óleos de gran resonancia afectiva, que pueden interpretarse desde la ontología, o desde lo popular, vemos a un artista que se conecta con los otros, con el mundo y consigo mismo.  Los zapatos, los suecos, objetos sobre los que andamos por el mundo, son rescatados como objetos que hablan del hombre común y corriente, que como dijo el poeta Antonio Machado, hace camino al andar.