El movimiento sindical y gremial venezolano, siempre ha tenido una participación activa en las actividades convocadas por las organizaciones política, con el fin de rescatar la democracias y reestructuración de las instituciones que buscan el ejercicios efectivos de las libertades fundamentales y los derechos humanos consagrados en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela,  así como en la lucha con el Gobierno de turno que respecte los derecho Sociales y lograr mejor calidad de vida para el ciudadano. En estos encuentros realizados realizado con la Sociedad Civil incentivamos y motivamos a los trabajadores, a la Familia  a las Sociedad a despertar la credibilidad en las Organizaciones Políticas como Consejeros y guía dentro de sus comunidades ejerciendo como líderes naturales, con valores morales e intelectuales.

Aun así, con esta nivel de participación y liderazgo, dentro y fuera de sus ámbitos, al llegar la escogencia de los participantes en los proceso electorales, estos, no tienen oportunidad de participar para ser elegido en la conducción de los asuntos públicos en su región y demostrar su verdadera vocación y capacidad como luchador social, en instancias legislativas que impactarían de forma significativas ante los trabajadores y la comunidad en la creación por medio de propuesta de solución a través de las Políticas Públicas que otorgue Calidad de Vida a los Ciudadanos.

Pero, hoy en la peor crisis política económica y social q vivimos, calificada de “Emergencia Humanitaria Compleja” y en pleno desarrollo, ascendente de pandemia, y la crisis de liderazgo actualmente evidenciada por todas las mediciones de opinión realizadas, nuevamente los  Dirigentes Sindicales y Gremiales, no son llamados al momento de escoger los candidatos a representar al pueblo ante los diferentes entes legislativos regionales

Compañeros y hermanos de lucha, hemos demostrado en reiteradas oportunidades qué la constancias, honradez y perseverancia son valores y Principios Fundamentales  del dirigente Gremial y Sindical. Creemos en una democracia de fe y de acción que  eleve el existencialismo de los ciudadanos el reconocimiento, goce o ejercicio en condiciones de igualdad, de los derechos y libertades de toda persona, como reza en el artículo 21 de nuestra constitución.

Compañeros de las organizaciones Políticas,  aún  hay tiempo para reflexionar y Corregir.

 

Omar Escalante

Presidente FetraCarabobo